huye del estrés

Cuida tu salud y huye del estrés

En la sociedad actual es mucha gente la que vive con estrés, y éste afecta de forma notable a nuestra salud, tanto a nivel físico como emocional, aunque muchas veces lo pasemos por alto. ¿Te sientes estresado? Te damos algunos consejos para decirle adiós y comenzar a sentirte bien. 

Lo primero es diferenciar los distintos tipos que existen:

  • Estrés rutinario relacionado con la presión laboral, la familia, u otras responsabilidades de nuestro día a día.
  • Estrés por un cambio negativo repentino, como puede ser una ruptura sentimental, enfermedad o pérdida del trabajo.
  • Estrés traumático: Éste aparece por el peligro de ser gravemente herido o que nuestra vida corra peligro. Por ejemplo, en situaciones de desastre natural, un accidente grave o un asalto. Este tipo de estrés puede derivar en un trastorno de estrés postraumático.

Se puede manifestar de diferente forma. Algunas personas experimentan síntomas digestivos, y otras pueden tener dolor de cabeza, depresión, ira, irritabilidad o insomnio.

A nivel físico, el estrés puede provocar sequedad en la boca, malestar estomacal, aumento de la frecuencia cardíaca, sudor excesivo, tensión muscular, dolor de espalda, mareos, o problemas a la hora de respirar.

Dile adiós al estrés y mejora tu salud

Puede ser un problema pasajero provocado por algo puntual, pero, si no lo tratamos correctamente se puede convertir en algo crónico. Te damos algunos consejos que te serán útiles en relación al estrés. Pero, te recordamos que si no te encuentras bien lo consultes con tu médico de cabecera:

  • Practica deporte de forma frecuente: No es necesario que duermas durante horas y horas para eliminar el estrés. Cuando hacemos ejercicio físico liberamos endorfinas, la que conocemos como la “hormona de la felicidad”. Además, al cansarte a nivel físico, dormirás mucho mejor. Esto te hará sentir mucho mejor.
  • Ten una dieta sana y equilibrada: Nuestra alimentación determina en gran medida cómo nos sentimos. Por ejemplo, los alimentos que tienen harina blanca, los dulces, refrescos, o fritos no nos ayudarán en nada a mejorar nuestra situación.
  • ¡Ríe!: Cuando nos reímos a carcajadas nos sentimos mucho mejor y disfrutamos de beneficios como un mejor ritmo cardíaco, función pulmonar e irrigación sanguínea. Además, la piel estará mucho más bonita.
  • Desconecta de vez en cuando: Recuerda que no podemos estar todo el día sobre estimulados y enchufados a todos los aparatos electrónicos. Tómate tu tiempo para hacer lo que más te gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *